Ceremonia de Estado en homenaje a las víctimas de la COVID-19

El presidente de la ciudad Eduardo De Castro asiste al homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus

El rey ha afirmado este jueves que España ha dado “una lección de inmenso valor” y de espíritu de superación durante la pandemia y ha pedido actuar unidos, desde “el respeto y el entendimiento”, para poder mirar el futuro con “confianza y esperanza”.

Felipe VI ha hecho este llamamiento en el homenaje civil a las víctimas de la pandemia en el Patio de la Armería del Palacio Real, en el que ha asegurado a los familiares de los más de 28.000 fallecidos que “no están solos en su dolor”.

“Es un dolor que compartimos. Su duelo es el nuestro, que aquí se hace presente ante todos los españoles. Dolor y duelo en los que también todos nos reconocemos”, ha subrayado el monarca.

Don Felipe ha admitido que el homenaje no puede reparar la tristeza de los que han perdido a un ser querido, pero les ha garantizado que “permanecerán en el recuerdo” y la ciudadanía “no los olvidará”.

“Esa deuda moral y ese deber cívico nos obligan y comprometen a todos. Pongamos juntos, pongamos unidos toda nuestra voluntad, nuestra capacidad, todo nuestro saber, todo nuestro esfuerzo y empeño para poder mirar hacia el futuro con confianza y con esperanza. Y hagámoslo desde el respeto y el entendimiento”, ha animado el monarca ante los representantes institucionales que asisten al acto.

La responsabilidad, la fuerza moral, la determinación frente a la adversidad y el espíritu de superación del pueblo español son, a juicio de Felipe VI, los principios que han de guiar el camino a seguir para “afrontar y vencer las dificultades”. “Las superaremos”, ha añadido.

“Ése será, sin duda, el mejor homenaje renovado que podemos ofrecer en el mañana a quienes hoy, con toda justicia y merecimiento, recordamos, reconocemos y honramos”, ha proclamado.

Al acto han asistido los miembros del Gobierno y de los poderes del Estado, todos los presidentes autonómicos, representantes de los partidos, salvo Vox, y los máximos responsables de las instituciones de la UE, así como la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Una participación que ha reflejado “el respeto y la mayor solemnidad del Estado” en su tributo a las víctimas, según don Felipe.

De entre los fallecidos, ha recordado que la mayoría han sido personas mayores y que formaron parte de una generación “admirable” que contribuyó a “construir día a día el edificio de la convivencia democrática”.

En su discurso, ha expresado su “inmensa gratitud” a los miles de ciudadanos y los colectivos que han trabajado en primera línea durante la pandemia en favor de los demás, a los que la sociedad “les debe mucho más de lo que puede imaginar” por haber sostenido el pulso del país.

“Sus conductas han sido el mejor ejemplo de los valores cívicos y morales de nuestra sociedad y la mejor razón para nuestra esperanza colectiva”, ha destacado.

Para Felipe VI, la crisis sanitaria ha puesto “a prueba como país y como sociedad” a los españoles, pero ha enfatizado pueden sentirse “orgullosos” por la responsabilidad demostrada en este tiempo “tan duro y difícil”.

“Nuestra sociedad ha dado en estos meses una lección de inmenso valor. España ha demostrado su mejor espíritu. Cuando pasen los años y recordemos esta época y estos días, recordaremos también que nos hemos dado un ejemplo, una vez más en nuestra historia, de civismo, madurez, resistencia y compromiso con los demás”, ha resaltado el monarca.

Fuente: Madrid, 16 jul (EFE)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here