La Escuela de Idiomas celebra sus 30 años en Melilla

Para celebrarlo, organizaron una fiesta abierta al público en su centro recién estrenado

Ya son 30 años desde que llegó la Escuela Oficial de Idiomas a Melilla, la única institución pública que imparte la enseñanza de lenguas extranjeras en España.

Además de ello, a mediados del curso pasado inauguraron el centro en el antiguo Mercado Central, anteriormente estaban albergados de forma provisional el instituto Leopoldo Queipo por no tener sede propia.

En 1989 comenzaron las clases de inglés, francés y árabe. Desde 2006 se imparte alemán también y este año comenzaron las clases por la mañana.

El acto comenzó con el discurso de Víctor Higón, director del centro, quien ensalzó la diversidad de las cursos de la EOI. “En una misma clase, encontramos estudiando juntos a una profesora universitaria con un fontanero, un coronel del ejército junto a una ama o un amo de casa, un parado, una adolescente que estudia en la E.S.O., un jubilado, etc.. Todos trabajando juntos: cristianos, musulmanes, judíos, ateos… cada uno con su propia intimidad. Yo suelo definir a la EOI como un laboratorio de convivencia”, declaró en su discurso Higón. Este hizo referencia a una frase de Nelson Mandela que decía «Si hablas a un hombre en un idioma que comprenda, eso llega a su cabeza. Si hablas con él en su idioma, eso llega a su corazón».

Seguidamente habló Juan Ángel Berbel, director provincial de Educación en Melilla, quien destacó la importancia de estudiar idiomas para “la supresión de las fronteras”.

Después entregaron una escultura a José Luis Estrada, ex director provincial de Educación y Jaime Alonso, primer director de la EOI. Todos coincidieron en lo difíciles que fueron los comienzos del centro, pues la situación educativa en Melilla era “terrorífica”.

También se leyó el artículo 27 de la Constitución, que defiende la educación en diferentes idiomas como un derecho fundamental.

“Estoy muy contento de poder compartir con todos este aniversario”, declaró Juan Rodríguez, profesor de inglés desde hace casi 10 años. Al igual que Patricia Durán, alumna del centro que daba la enhorabuena al centro.

El evento terminó con un concierto por el coro ‘Ciudad de Melilla’, en el que se interpretaron canciones en varios idiomas, como La Vie en Rose, de Edith Piaf. 

Un nuevo centro
Sobre los retos de este año, se verá cómo va la oferta de inglés, cómo se consolida el nivel C1 y cómo sería viable oferta de C1 en el resto de idiomas. También cómo sacarle partido a las instalaciones, que “se nos vaya conociendo un poquito más, antes estábamos insertos en un instituto y ahora aspiramos a ser una institución en la enseñanza de idiomas en la ciudad”, declaró Higón.

Además, durante todo el curso, los distintos departamentos de idiomas del centro organizarán actividades culturales y se cuentan con lectores de idiomas. Según cuenta Higón, una de las ventajas de la Escuela Oficial de Idiomas es su precio y que el título obtenido lo dispensa el Ministerio. “Esto es un servicio público abierto a toda la población”.

Este año, se anunció que tienen una línea completa de inglés del A1 al C1 para todos los públicos y que tímidamente, van a intentar que todos los idiomas tengan algo por la mañana, de momento alemán solamente para principiantes”. Argumentó que las prioridades de la escuela no son añadir más idiomas, sino consolidar los que ya hay y enseñarlos hasta sus niveles más altos.

Sin duda, la Escuela de Idiomas no es un centro cualquiera. Es un lugar de encuentro que nos abre las puertas a culturas y formas distintas de pensar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here