Melilla se queda sin Cabalgata

La consejera asegura que no se pueden organizar actividades que impidan el control de aforo

Melilla no tendrá una Cabalgata de Reyes, pero se trabaja en una actividad alternativa. Y el tradicional Belén del Foso del Hornabeque saldrá de este espacio para estar junto a la muralla. Éstas son las consecuencias de la Covid-19 en las actividad de Navidad. La Consejera de Cultura, Elena Fernández Treviño, explicó que están trabajando en toda la programación, pero que no se pueden organizar actividades que impidan controlar el aforo, como ocurriría con una cabalgata, aunque insistió en que se está trabajando para ver de qué forma se puede acercar a los niños a la magia de los Reyes Mayos el día 5 de enero.

Fernández Treviño indicó que dentro de unos días dará una rueda de prensa para informar de todas las actividades que se pueden planificar. La consejera aseveró que tienen que hacer esa previsión, aunque se desconozca cómo va a evolucionar la pandemia y si el número de casos en Melilla permitirá que se puedan retomar las actividades culturales. Pero añadió que los procesos de contratación no son rápidos y hay que tener ya esa programación y planificación para, si lo permite la situación sanitaria, ofrecer al público en esos días diferentes iniciativas.

La idea es trabajar en eventos pequeños, en los que se cumplan las distancias de seguridad, el control del aforo y que todo el mundo lleve mascarilla. Pero aún siendo así, no se puede tener la seguridad ni la certeza de que se puedan llevar a cabo estas actividades. Todo está en el aire y a expensas de bajen las cifras de contagio y se puedan organizar acciones culturales para Navidad.

La consejera de Cultura destacó que este año el Belén se hará en el frontal del Foso del Hornabeque. Será diferente al clásico que vemos todos los años porque no se puede utilizar el recorrido en el foso y así se evitan las aglomeraciones, aseveró Fernández Treviño. Se va a enfocar en las murallas de Melilla La Vieja y estará abierto a la plaza de las Culturas para que el espacio visual y de visita sea más amplio.

También en este espacio se situará el mercadillo navideño, para el que ya se pueden presentar solicitudes desde empresarios o asociaciones para vender productos navideños en estos espacios.

Además, habrá dos espacios para las actividades de Navidad. Se utilizará el Parque Hernández para las acciones específicas para los niños y la plaza de Armas para otras iniciativas destinadas a toda la familia. En este último espacio se harán las zambombadas, los concursos de villancicos y otras acciones culturales estando al aire libre, dejando distancia de seguridad entre el público, como se hizo en verano con los conciertos, y el uso de la mascarilla será obligatorio como en cualquier otra actividad.

Y otra consecuencia de la Covid-19 es que no se pueda organizar una Cabalgata de Reyes como se ha hecho siempre, con el recibimiento de sus Majestades en el puerto o en el foso del Hornabeque con centenares de niños y luego el recorrido de las carrozas por el centro de la ciudad.

Insistió Fernández Treviño que no se pueden organizar eventos en los que no haya un control de aforo y, por ello, en Cultura están trabajando para ver qué formato se da a esa noche de Reyes Magos para que Melchor, Gaspar y Baltasar puedan saludar a los niños cumpliendo todas las normas de seguridad y sanitarias que hay por el coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here