Primer caso de canibalismo en Melilla

La víctima, una joven melillense que se encuentra fuera de peligro, ha sufrido daños por todo el cuerpo, sobre todo en el rostro y las extremidades superiores.

El agresor, amigo de la joven y menor de edad, ya se encuentra bajo arresto en un centro reformatorio.

Mientras, la joven se recupera del shock y de las heridas causadas por los mordiscos, que llegaron a arrancarle varios trozos de masa muscular y a seccionar una parte del dedo meñique de su mano izquierda.

“De repente, empezó a morderme como un perro y hacía el mismo ruido. Me quería comer”

Seguiremos actualizando*

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here