Un recluso se fuga de la cárcel de Melilla

Escaló por las terrazas del módulo y desde allí llegó hasta la garita para alcanzar la calle.

Los vecinos del barrio del Rastro no daban crédito esta noche de martes a lo que veían sus ojos. Decenas de policías, según los testigos, recorrían el barrio y es que buscaban a un fugado del Centro Penitenciario de Melilla. Fuentes consultadas por Melilla 24 horas confirmaron que al parecer se había escapado un joven de la cárcel y que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado le estaban buscando por este barrio y por las zonas donde vive su familia.

Los comerciantes y los habitantes del Rastro solo sabían que había muchos agentes en la zona, algo que no es habitual sino es porque ha pasado algo ‘gordo’. Y es que estaban buscando a un joven que había logrado escapar del Centro Penitenciario.

El chico que habría protagonizado la fuga de la prisión de Melilla tiene, según fuente consultadas por el periódico, varios juicios pendientes por robo e incluso por provocar incendios en algunos locales de la ciudad.

Se trata de un hombre joven, pero con un historial delictivo que los vecinos del Rastro conocen. Cuando se extendió la noticia de quién había logrado salir de prisión, hubo cierto revuelo porque algunos ciudadanos sintieron inseguridad ante esta situación. No ya porque un individuo haya podido salir de la cárcel sin ser visto, sino por la conflictividad de esta persona.

Se desconocen por el momento cómo sucedió esta fuga del Centro penitenciario y, al cierre de la edición de este periódico, no se había localizado a este individuo.

Más problemas

El Centro Penitenciario ya está afrontando una situación complicada, que de sumarse esta fuga, contribuiría a empeorar la situación de esta institución. Y es que fue hace diez días cuando se declaró el primer caso de Covid en esta entidad. Un migrante que había sido trasladado a la cárcel por su participación en el motín del CETI fue el primero en dar positivo. Desde entonces la cifra no ha parado de subir y la última información a la que tuvo acceso este periódico fue que había 10 personas con coronavirus. De hecho, la Covid había entrado en la cocina y los internos iban a recibir un catering ante la imposibilidad de que pudiera funcionar esta sección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here